Publicada en

¿La tecnología es cuestión de género? El dilema de las mujeres frente a las startups

cuestion-de-genero-raul-jaime-maestre

Existen factores sociológicos como la formación, la actitud ante el riesgo y la falta de referentes que explican que existan pocas mujeres emprendedoras en un mundo tecnológico. Además existe otro factor: que la mayoría de los inversores son hombres y piden proyectos distintos a los que las mujeres suelen ofrecer.

 

En las aceleradoras de negocios existen pocos proyectos dirigidos por mujeres. ¿Qué es un aceleradora? Es una especie de campamento empresarial en la que varios proyectos de base tecnológica reciben formación y acceso a inversión. Es decir, su papel es asesorar a los equipos más jóvenes para que sus productos se hagan realidad, que la industria siga creciendo,…

¿No hay casos de éxito de emprendedoras tecnológicas? ¿Por qué hay pocas mujeres fundadoras de “startups”? ¿Por qué la representación femenina es tan baja en determinados sectores?

Una conclusión que se puede extraer de estas preguntas es que si las mujeres no se introducen en una industria de futuro como ésta, va a quedar en manos de los hombres. La tecnología tiene una huella de hombre muy potente.

Entonces ¿por qué no hay mujeres detrás de las grandes empresas que han sido innovadoras de una manera disruptiva a nivel tecnológico? La verdad, se puede decir que no existen estudios científicos, pero por lo que se puede ver se puede decir que un factor es la falta de referentes en el sector. Por lo tanto, se puede decir que hay pocas o las que hay no son visibles, y por tanto, no tiran del tren femenino. Otro factor sería la falta de redes de inversión, es decir, que cuando pones una empresa tecnológica las redes de inversión son diferentes. Y si faltan redes…

guernica-facundo-vericat-raul-jaime-maestre
Guernica Facundo

La distribución por sexo de los alumnos matriculados en ingeniería informática en España durante el 2012 según la secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad es de un 85% hombres y un 15% mujeres. En la facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Catalunya, conscientes de que este ratio es muy bajo, empieza ha desarrollar programas para aumentar la matriculación femenina. Pero seguramente se deberían de plantear trabajar ya desde el bachillerato o incluso la ESO. Muchas veces se puede pensar que este hecho puede venir de ciertos estereotipos de las sociedad.Uno de los referentes de los últimos años para las mujeres emprendedoras es el libro de Guernica Facundo “El Libro Rojo de las Mujeres Emprendedoras”, donde Guernica se ha hecho experta en temas de género en el mundo empresarial, considera citando el libro “… hay oportunidades que las mujeres no están pudiendo aprovechar, no por el hecho de ser mujer, sino porque hay toda una serie de estructuras detrás que funcionan como una máquina. Hay que preguntarse por qué la cosas son así. Y cuando empiezas a rascar, la respuesta no es única…”.

Pero en realidad, no se le puede echar la culpa a la formación. Será por responsables de empresas masculinos que no la tienen y en creación de empresas también existe una rotura de géneros donde los hombres montan más negocios que las mujeres y los proyectos son de otro tipo. Esto lo podemos ver en este estudio de referencia intencional sobre emprendimiento realizado por Glotal Entrepreneurship Monitor que se elaboró en 2012 sobre la empresa y la mujer donde se tuvieron las siguientes conclusiones:

  • Las mujeres emprenden sobre sectores de servicios de consumo.
  • El tipo de empresa es más pequeña con menos perspectivas de crecimiento e internacionalización.
  • Negocios en Internet es el sector donde la mujeres arriesgan menos.

Por tanto se puede decir, que la financiación de las startups se mueve de una manera diferente según el sector de la empresa si es más tradicional o menos tradicional. Cuando se crece más rápido en poco tiempo es bueno para la aceleración, vender o salir en bolsa. Como hemos comentado la mujer, en general, es mucho más conservadora y de tener menos socios que los hombres. Por tanto, se están invirtiendo en proyectos de más volumen que les van a dar ingresos de una manera más rápida. En general, las mujeres emprendedores no quieren crecer de manera rápida y lapidar su proyecto, sino para hacer que ese proyecto sea parte de su vida.

En definitiva, el tipo de formación, el tipo de proyecto, el riesgo, la falta de referentes de mujeres las redes de financiación afectan a la visibilidad de los proyectos de éxito de las mujeres.

Artículo de Tau Formar autor Raul Jaime Maestre.